hit
counter
COLUMNAS: En Resumidas Cuentas
Arturo Corona
Arturo Corona
Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
febrero 6, 2019

La transformación de Pemex

Petróleos Mexicanos llega hasta este inicio del 2019 en terapia intensiva. Necesita urgente transfusión de recursos y dejar de sangrarlo por la Secretaría de Hacienda. A finales de enero, la reducción de la nota de la petrolera por parte de la calificadora Fitch Ratings encendió los focos rojos en el gobierno que encabeza AMLO.

No importa que el presidente minimice el hecho, lo cierto es que esta mala calificación empujó al presidente López Obrador a anunciar una reducción de la carga fiscal de Pemex. La prioridad es producir más petróleo y ser autosuficiente en gasolinas.

Los expertos en el tema cuestionan la necesidad de invertir en una nueva refinería en lugar de modernizar sus seis refinerías, revisar su inversión en conjunto son la Shell en Deer Park, Texas. El sitio de Dos Bocas en Tabasco para construir una séptima refinería enfrenta de entrada dos problemas básicos, su mala ubicación y los daños que causará a la ecología.

El tema le estalló en las manos al gobierno de la 4T la corrupción dentro, el robo de combustibles, el despilfarro de recursos, la curva de aprendizaje de los nuevos dirigentes de Pemex, las licitaciones de campos petroleros a empresas extranjeras que no todos fueron en beneficio del país y de su riqueza petrolera.

Así llegamos a los primeros días de febrero con un precio de la gasolina Magna promedio en la zona metropolita de la Ciudad de México de 19.80 pesos, algo que no se veía desde hace rato. Apenas en el mes de octubre el precio rebasó los 20 pesos el litro. La explicación es que los precios internacionales han estado bajando.

En el mismo mes de octubre del 2018 el galón de gasolina costaba dos dólares, hoy cuesta 1.57 dólares y está baja si está llegando al consumidor. Ya la Secretaría de Hacienda dijo que este año los precios máximos podrían aumentar un tope de 4.9 por ciento que fue la inflación reportada el año pasado.

La Secretaría de Hacienda decidió no usar el estímulo fiscal que se aplicaba al precio final de las gasolinas con lo que los consumidores estamos pagando el IEPS completo, veremos el comportamiento de los precios, pero por lo pronto el cargar el tanque es más barato que en octubre.