hit
counter
COLUMNAS: En Resumidas Cuentas
Arturo Corona
Arturo Corona
Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
noviembre 5, 2018

Las pensiones de los expresidentes

La promesa de campaña de terminar con las pensiones de los expresidentes es ya una Ley. El Diario Oficial publica hoy el decreto por el que se expide la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, en él se establece que ningún servidor público recibirá una retribución o remuneración por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión por encima del sueldo del presidente de la República que será de 108 mil pesos. Esto incluye a titulares de Senadores, Diputados, Suprema Corte de Justicia, Banco de México, INEGI, INE. Ya los magistrados de la Suprema Corte, el INEGI, el INE se han manifestado en contra del recorte que hoy ya es ley, abogados preparan ya amparos en contra.

Es costumbre que el presidente saliente otorgue prestaciones a sus antecesores y por ende a sí mismo como pensiones, seguros y ayudantes que no están asignados por ninguna ley. Así Vicente Fox y Luis Echeverría son los expresidentes que reciben una pensión de 228 mil 599 pesos que se asignó de manera discrecional. Carlos Salinas y Ernesto Zedillo no la recibe por así haberlo decidido. Felipe Calderón dijo que le iba muy bien dando conferencias y dona su pensión a la asociación “Nadie se rinde”, no se sabe si seguirá apoyando a esta organización con su propio dinero. Las viudas de José López Portillo y Miguel De la Madrid reciben una pensión.

En campaña AMLO dijo que la pensión de Vicente Fox costaba 5 millones de pesos al mes, 40 millones al año para cinco expresidentes. Ellos no solo ganan una pensión, sino que tienen asignados equipos de funcionarios que son pagados por los contribuyentes, desde secretarios particulares con sueldos superiores a los 108 mil pesos que ganará el presidente. Los datos son que Fox tiene a 20 personas que trabajan a su servicio y al de la señora Martha. Calderón tiene a 18 funcionarios, Echeverría a 17, Salinas cinco, Zedillo a nueve.

Pero en esta lista no se incluye el apoyo del Estado Mayor Presidencial que representa guardias, ayudantes, choferes, asistentes que van desde generales a soldados, todo al servicio de los expresidentes. Además, reciben apoyo de vehículos oficiales para ellos y sus familiares. Hay que sumar gastos de servicios médicos mayores, teléfonos, celulares, tenencias, prediales, agua, jardinería, pago de oficina, y todo lo que conlleva. Sumando todo esto da los 5 millones de pesos mensuales que dijo AMLO. Uno se imagina que al desparecer el Estado Mayor y pasar al Ejército Mexicano, los servicios de guardaespaldas, choferes y demás personal militar desaparecerá.

Ya lo dijo Felipe Calderón, le va bien con las conferencias, Ernesto Zedillo tiene cargos en empresas estadounidenses, igual Carlos Salinas y sin duda Enrique Peña Nieto será muy solicitado para opinar y sentarse en consejos de administración.

Ahora más allá de los expresidentes existen muchos exfuncionarios que siguen recibiendo pensiones, para ellos también se aplicará esta ley de remuneraciones.

Redamf21.com