hit
counter
COLUMNAS: En Resumidas Cuentas
Arturo Corona
Arturo Corona
Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
Abril 5, 2017

Llego la declaración anual de impuestos

Muchas dudas de las personas físicas ante la obligación de presentar su declaración anual este mes. No por nada las autoridades del SAT están de plácemes, el año pasado recaudaron 11 por ciento más impuestos para alcanzar una cifra récord.  Se atribuye este aumento a lo que llaman simplificación con declaraciones prellenadas para que el contribuyente únicamente revisará los números y en su caso recibieras su saldo a favor en cinco días sin necesidad de acudir a una oficina del SAT.  Se calcula según la propia autoridad hacendaria que en México existe 10.1 millones de contribuyentes cautivos, de ellos 8.8 millones son personas físicas, el resto personas morales.

El hecho es que cualquier contador público que he contactado coincide en que la declaración prellenada está bien, pero la pesadilla comienza cuando existe un saldo a favor o es necesario modificar algún número no hay manera de hacerlo uno mismo, por fuerza se requiere el trabajo de un especialista y eso tiene un costo para el contribuyente.

En caso de alguna duda, el número del Contributel es un laberinto de opciones y es tardado encontrar una respuesta, la mayoría lo dirige uno a la oficina más próxima del SAT pero con una cita por medio. El 01 800 para comunicarse desde cualquier parte de la República lo marqué y me saltó una grabación que me dijo “El Servicio no está disponbile”.

Varios contribuyentes me comentan que se han visto sorprendidos por la negativa a deducir los honorarios médicos y dentales por no haber sido pagados en efectivo. Buscando entre las deducciones personales encuentro que en efecto, dice la ley que estos pagos por consultas médicas y dentales deben de ser cubiertos por medio de cheque nominativo, tarjeta de crédito o débito, transferencia electrónica algo que muchos médicos rehúsan, la mayoría ni terminal electrónica tienen y muchos le tratan de dar la vuelta y sólo aceptan pagos en efectivo y no declaran todos los ingresos pero no hay nada que los obligue, el más afectado es el contribuyente que busca deducir estos gastos que por ciento tienen un límite de cinco unidades de Medida y Actualización anuales de 133 mil 255 pesos.

Antes el pago de gasolina se podía deducir con pago en efectivo, pero no más. Hoy sí que quiere deducir el IVA es necesario pagar con tarjeta. El buscar una factura es complicado, hay cadenas de gasolinerías que tienen implementado un sistema ágil y amigable para recuperar una factura, pero hay otras que es necesario hablar por teléfono e insistir para que la manden o de plano regresar a la gasolinería para literalmente pelearla.

En este entorno a unas semanas de presentar la declaración anual para personas físicas.